Janiel H Pemberty

SOBRE EL AUTOR

Toda biografía, por mínima que sea, es en cierto modo una confesión. Ver más aqui

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Janiel H Pemberty

Feria del libro hispano en Los Ángeles

Miércoles, 14 Septiembre 2011 00:00

Leer en español para los hispanos de segunda y tercera generación no siempre es misión sencilla, trátese de una biblia bilingüe, de las aventuras de los gemelos hispanos Maya y Miguel en un barrio multicultural o del manual de autoayuda Cómo vivir y triunfar en Estados Unidos. Todo eso y más, está a la venta en la Feria del Libro en Español que tiene lugar en Los Ángeles por estos días.

LéaLA es la primera edición de una actividad cultural destinada a acercar la literatura hispanoamericana a los latinos que viven en California, uno de los estados en el que la primera minoría es casi tan numerosa como la población blanca: 39%.

Historias relacionadas

Madrid y el "boom" de los autores latinos de la crisis.

La feria, cuya entrada es gratuita, busca promocionar durante tres días los textos y la lectura en español, pero también convertirse en un festival cultural en el que los hispanos "de todos los sectores puedan redescubrir sus raíces" y reflexionar sobre "la nueva sociedad que están construyendo en Estados Unidos".

"La idea es convertirlo en referente cultural y hacerlo a través del libro que es un bien accesible y necesario para una comunidad latina tan grande como la de esta zona", dice a BBC Mundo Raúl Padilla López, presidente de LéaLA.

Para hacerla tentadora para adultos y adolescentes, los organizadores han invitado escritores variopintos –desde la chilena Isabel Allende al español Paco Ignacio Taibo II, la colombiana Laura Restrepo o el mexicano Francisco Martín Moreno-, pero también a bandas de rock como Molotov y Kinky y a la actriz Kate del Castillo, famosa por su participación en la telenovela La Reina del Sur.

Detrás de la feria angelina está el respaldo de la Universidad de Guadalajara y la feria del libro de esta ciudad mexicana, considerada la mayor del sector editorial hispano y, según muchos, la segunda más importante del mundo después de la de Frankfurt.

"Batalla" contra el inglés

Sin embargo, la feria tiene por delante un desafío que va más allá de los nombres famosos invitados a Los Ángeles para la ocasión: la de impulsar el gusto por la lectura en español entre hispanos de segunda y tercera generación.

"Obviamente no es sencillo porque tanto el inmigrante como sus hijos en principio están sujetos a una presión por asimilar lo antes posible el idioma inglés y en muchos casos no muestran interés por su lengua original", reconoce Padilla.

Según reportes del Centro Nacional de Estadísticas Educativas de Estados Unidos, más de la mitad (57%) de los estudiantes hispanos desde el nivel preescolar hasta duodécimo grado hablan inglés en su casa la mayor parte del tiempo, en tanto el 17% habla inglés y español balanceadamente.

Los más pequeños, dicen las estadísticas, pierden su competencia lingüística en el idioma de sus padres al ser educados en inglés en las escuelas. Y aunque los libros pueden servir para remediarlo, la misión lleva esfuerzo y constancia para inculcar la lectura en lo que ya es un segundo idioma, pues la oferta de textos en español en las librerías locales no siempre es variada.

"Quiero enseñarles a mis hijos y la única manera es leyendo. Hablan puro ‘espanglish’, una palabra en español y una en inglés todo el tiempo. Pero para buscar los libros me tengo que ir hasta Tijuana (ciudad mexicana en la frontera con Estados Unidos)", dice a BBC Mundo Patricia Damián, mientras recorre la feria. Daisy, su hija mayor, tiene 8 años y asegura que le gusta "leer en los dos idiomas, pero más en inglés porque en español me trabo".

"Queremos tener el orgullo de mantener el idioma como debe ser, porque a muchos nacidos aquí se nos olvida", señala por su parte Ester Cotulen, hispana de segunda generación ahora abocada a traspasarle sus tradiciones a sus hijos estadounidenses.

Red pública

El presidente de LeaLa, pretende que esta feria se convierta en un referente cultural. El secreto, según él, está en impulsar los textos en castellano en la extensa red de bibliotecas públicas del país.

"Además del número creciente de bibliotecas, cada vez hay un más importante acerbo de textos en español, básicamente donde hay comunidades hispanas aunque en otras ciudades también. Es una cuestión de volumen que crece y de regularidad en las adquisiciones de libros actualizados, no sólo de los clásicos", explica Padilla.

Con esa misión llegaron a la feria californiana entidades como la Asociación Estadounidense de Bibliotecas (ALA, según siglas en inglés), que impulsa planes de lectura entre latinos.

"Tenemos programas como ‘Nací para leer’, para criar buenos lectores o ʽEl día del libro infantilʼ, este 30 de abril. Producimos material bilingüe porque creemos que es cada vez más necesario para que los hispanos tomen el español y lo revaloricen, pero primero tenemos que dárselo dentro de la oferta cultural", señala Miguel Figueroa a BBC Mundo, desde el espacio de exhibición de ALA en la feria de Los Ángeles.

Más en esta categoría: « ¿Qué minoría?

Publica un comentario

Asegúrate de ingresar la información requerida donde se indica (*)