Robinson Castañeda

SOBRE EL AUTOR

Las leguas han sido muchas para nutrirme Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Robinson Castañeda

La conversación destacados

Martes, 14 Junio 2016 00:00

Plano secuencia de una plaza. La toma es hecha desde una de las terrazas circundantes. Poco a poco la escena va cobrando vida y sentido cuando el lente se enfoca en uno de los personajes que abajo camina de un lado para el otro de forma pausada y sin prisas. Lo que este hombre hace, cuando la cámara está a nivel del piso, es meterse en una furgoneta, aparentemente normal, y tener contacto con alguien que manipula aparatos de radio escucha muy sofisticados para la época.

Por el momento, hay un parte de tranquilidad. Ahora ambos personajes se encuentran concentrados en el trabajo que realizan. Las víctimas son una pareja que va dando vueltas de manera desprevenida, perdidos entre los transeúntes del lugar, mientras sostienen un diálogo en apariencia, sin sentido alguno. Banal.

Este es, en resumen, el comienzo de la película La conversación. Un clásico de 1974 escrito y dirigido por Francis Ford Coppola. Obra que realizó entre las dos primeras partes de El padrino, de manera minimalista y muy personal. Sin bombos ni platillos, como muchos lo esperaban. Incluso eclipsada en la taquilla, pero gracias a su excelente guión, sonido, montaje y una magistral interpretación del siempre talentoso Gene Hackman, permanece vigente y reconocida por quienes gustan del buen arte.  

En la historia, vemos la vida solitaria y miserable de Harry Caul. Un detective con un pasado del que muy poco se sabe, quien intente hurgar en él, no obtendrá más que silencios o evasivas acompañadas de tonos mal humorados, y no es para menos, pues Harry vive de fisgonear conversaciones ajenas. De violar la intimidad de los ciudadanos comunes y corrientes, para luego pasar las grabaciones de audio a quien ya ha pagado el precio de su labor. Y parece que lo hace bien. En su mundo de espías tiene gran reputación por proyectos que se han vuelto referente e inspiración para sus colegas con quienes poco comparte. Aún así, lo admiran.

Pero, esta vez, por esa conversación en la plaza de esa pareja desprevenida, Harry sentirá que contrario a los aparentes sin sentidos que van y vienen, cada palabra esconde detrás algo mucho más relevante y misterioso, donde poco a poco el peligro surge. Es entonces cuando su código de moralidad regresa del pasado para prevenirle de volver a repetir los mismos errores. Se impone para recordarle su fe católica y llevarlo a cuestionamientos éticos.

Esta conversación central reaparece de tanto en tanto durante algunas secuencias de la película, lo cual a su vez hace del montaje algo envolvente, y se rearma de escena en escena, hasta llevarnos a un final inesperado y perturbador, donde tonos del cine negro, silencios limpios, prolongados e incómodos, junto con una fotografía plana pero sensata, hacen de esta historia un clásico repetible.

Reinará entonces la paranoia de no saber quién escucha a quién, en un relato que imita la realidad actual de un mundo posmoderno y tecnócrata. Nada es diferente a la historia de esa conversación en nuestro presente. Siempre hay alguien ahí. Nunca estamos solos.

The Conversation

Año: 1974

Duración: 113 min.

País: Estados Unidos

Director: Francis Ford Coppola

Guión: Francis Ford Coppola

Música: David Shire

Fotografía: Bill Butler

Reparto: Gene Hackman, John Cazale, Allen Garfield, Cindy Williams, Frederic Forrest, Teri Garr, Robert Duvall, Harrison Ford

Lo más reciente de Robinson Castañeda

artículos relacionados

Publica un comentario

Asegúrate de ingresar la información requerida donde se indica (*)