La música del olvido. Novela de Janiel Humberto Pemberty

Lunes, 21 Abril 2014 00:00 Escrito por  Publicado en Notas literarias Leído 859 veces

Un tema recurrente se desplaza agazapado por las páginas de esta primera novela del colombiano Janiel Humberto Pemberty (1953), cuyo argumento es explícito en cuanto a señalar el frustrante pesimismo de una sociedad inmersa en la violencia cotidiana, de la que la población infantil es la primera en padecer toda clase de atrocidades. Y es que en los personajes de esta obra de ficción recaen las secuelas de la confrontación armada en una Colombia estigmatizada por los estragos de la descomposición familiar y social. Ese cuadro realista, que es asumido con valor ético por algunos escritores colombianos de las últimas décadas, se diagnostica también en el argumento de La música del olvido, que a la postre sigue el hilo narrativo colectivo sobre esa huella de agobio y dolor.

Sin embargo, lo que cambia en esta obra es el enfoque que el autor logra darle a la trama para imprimir en la conciencia de los personajes un desgarramiento interior que los eleva de su condición de marionetas de la adversidad a héroes de la tragedia cotidiana. Y es aquí donde Pemberty da un paso adelante en el tratamiento de un tema tan manido. Su cuidadoso arte literario -vertido en un lenguaje revelador, dotado de señales inspiradoras para conocer los enclaves más hondos del insondable comportamiento humano- le sirve para trastocar en festiva celebración lo que de por sí sería una derrota. La muerte como liberación es la propuesta estética que en una estructura de drama, materializada a partir de una elaborada prosa poética, nos entrega el autor en esta su ópera prima.

La narrativa sobre crimen y marginamiento, sobre transgresión de modelos sociales de paz y civismo, llenan los anaqueles de las librerías. No obstante, son pocas las obras que ostentan calidad literaria y más bien su profusión obedece a una dirección editorial que mientras cosecha réditos envilece el gusto de los lectores. En este caso, el concienzudo trabajo de Pemberty, revelado en la precisa combinación de estructura, argumento y lenguaje, logra acercarse a los niveles de excelencia de obras como Los ejércitos, de Evelio Rosero, por la honda sensibilidad con que aborda el alma de sus personajes y a Pedro Páramo, de Juan Rulfo, por el despojo de elementos con que arropa la ambientación y escenografía de sus relatos.

Tanto la historia como el lenguaje en la novela son escuetos y precisos. No hay espacio para el ripio.  El agonizante ritmo interior nos lleva a través de un suspenso que cabalga entre pálpitos de una tragedia anunciada desde los subtítulos que nos van indicando la hora final. El lector, agobiado por el drama, solo encontrará respiro entre los cambios de narrador de primera y segunda persona a narrador omnisciente. Aquí la literatura funge como catalizadora del oprobio y de la miseria humana.

En esta fase de su escritura Janiel Humberto Pemberty se nos muestra obsesionado por los demonios de la muerte cruenta a la cual antepone su fórmula salvadora como instrumento de liberación a una vida sin esperanza. Ese contenido reiterativo lo observamos en su primer libro de cuentos, fuga en solmenor para cuarteto imperfecto y otros cuentos (2007). En el cuento titulado Mongo, el elegido, podemos leer en la página 29:

Y antes de que su esencia de hombre sea barrida por la fortaleza y la astucia con que Dios premia a todo aquel que transforma en Mongo, Rogelio Villafuerte alcanza a lanzar un grito de libertad, profundo e inescrutable como el sentido del universo y de la vida.

Del mismo modo, en la página 76 del mismo volumen, al final del cuento que da nombre al libro, podemos leer:

Y no quiero quedarme, no quiero que la vida se me pegue como la peste, no quiero sobrevivir ni cerrar estas heridas porque ya no tendré ojos, ni manos, ni cabeza, ni caballos, ni parceros, ni nada… Porque estaré solo, apaleado y desterrado de todo. Porque hace casi nada ellos desaparecieron por el túnel de la noche y no van a querer volver por mí después de ver el amanecer, que al otro lado, los espera.

La música del olvido, es una novela de intensa profundidad dramática; es un canto en prosa poética a la fatalidad del destino, a la inocencia y a la dialéctica entre el bien y el mal, representado en un escenario de corte teatral donde los dos personajes protagonistas, Olimpo y Andrés, víctima y victimario, danzan suspendidos de los hilos que el albur les tiene señalado.

Leamos cómo nos narra el autor los detalles de esa muerte dulce, del trance mortal de Olimpo a manos de su verdugo:

…Tan embelesado está que no siente pasos a su espalda. Ni oye respiros agitados porque «viento inquieto agita las ramas excita los grillos». Por eso, cuando por  primera vez el acero de Desquite se abre paso entre sus carnes, se le ocurre que algún insecto noctámbulo le clava inocente su aguijón en la espalda. Cuando el acero entra por segunda vez, piensa en una punzante alimaña clavándosele incitada por la luna desnuda, por los grillos, por la bullaranga de las ranas que le alteran el respiro. Pero esas picadas le confirman, para su dicha, que está de nuevo en su bosque lejano. Ahora, incluso, siente una espina puntiaguda, insidiosa y cortante metiéndosele muy hondo sin parar. Una extraña, alocada espina, ayudada por la luna, se ha desprendido de su árbol y le atraviesa, jugando, el corazón. No oye las voces airadas con que Desquite acompaña cada cuchillada porque en ese pequeño bosque sus perseguidores no tienen cabida, porque las ranas y los grillos cantan de repente con fuerza inusitada y porque un estrépito de vientos y hojas trémulas, de rumores nocturnos, no cesan de cantarle la bienvenida hasta apagarse lentamente en un silencio sin retorno.

Para el grupo bookandbilias es especialmente significativo presentar a los lectores La música del olvido, novela que fue incluida entre las diez finalistas del Premio Planeta de Novela 2008, y que da inicio a una serie de publicaciones de nuestra autoría.
Ultima modificacion el Martes, 22 Abril 2014 21:09

Publica un comentario

Asegúrate de ingresar la información requerida donde se indica (*)