William Castaño-Bedoya

SOBRE EL AUTOR

A raíz de la creación de este blog y motivado en conseguir alguna empatía entre nosotros. Ver más

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
William Castaño-Bedoya
Hay que aceptar algunos axiomas para avanzar en la búsqueda de conclusiones, por tal razón, me he detenido en un fragmento encontrado en la Teoría de la literatura, antología preparada y presentada por Tzvetan Todorov, un lingüista, filósofo, historiador, crítico y teórico literario de origen Búlgaro pero de expresión y nacionalidad francesa y que fue publicado en español por la editorial Siglo XXI Editores en los años 70, casi una década después que fuese presentada en su edición original en francés en 1965.

Publicado en Opinion | Leer más ...

El retrato urbano de la juventud

Jueves, 24 Diciembre 2015 00:00 Publicado en Editorial
Elssie Cano, escritora primero y amiga por circunstancias de esas letras que nos juntan y nos envuelven con su suave voz, nos ha sorprendido con su novela magnífica Mi maravilloso mundo de porquería, Librooks, Barcelona, 2014. La novela cuenta cómo unos personajes neoyorquinos, nativos e importados recrean sus vidas desde las perspectivas de lo circunstancial y de lo innegable.

Publicado en Opinion | Leer más ...
Si bien Rafael Chirbes, tristemente, acabó de existir en el plano físico el pasado 15 de agosto (cuando apenas contaba con 66 años), prevalecerá con su narrativa, impregnada de realismo, como un juglar de experiencias propias y ajenas. En su obra reciente: En la orilla, Editorial Anagrama, 2013. Rafael nos muestra la cosa sociopolítica de la España de comienzo del siglo XXI, cuando sus protagonistas, atrapados entre flamencos y sevillanas, sufrieron los embates de la des-validez y la decadencia.

Publicado en Opinion | Leer más ...

Eucario, un nombre con las cinco vocales bien puestas

Domingo, 09 Agosto 2015 00:00 Publicado en Opinión
Lo de mi nerviosismo venía de antes, de cuando llegué a Miami y mi cerebro inseminaba la idea de convertirme en un creativo publicista, como en mi país, y terminar alternando, con el avance de mis años, como novelista o escritor, de alcanzar todo eso que se conoce como “logro” a lo largo del tiempo. Habían pasado muchos días de caminar entre las sombras y aunque andaba extenuado no me sentía rendido, porque… ¿cuándo se ha visto a un Colombiano rendido?

Publicado en Opinion | Leer más ...
Hace unas semanas, por cosas de ese destino que a veces uno anda tejiendo, mis ojos libidinosos tropezaron con la figura de una doncella del siglo XVIII que dormía con el torso expuesto sin ropas, posando inerme, como la maja de Goya que, cansada de su permanecer sempiterno, decidió dormir desobedeciendo la voluntad a la que el artista la condenó desde su misma creación. Aquella doncella duerme aún sin percatarse de que la miro con desdén sabiéndola virgen y asediada por imperceptibles sombras que se deslizan por las murallas del vecindario.

Publicado en Opinion | Leer más ...
El día en que Enrique Córdoba pisó tierra americana, precisamente en Miami, se presentó un fenómeno muy extraño, raro diría yo, la ciudad del sol se impregnó de un cálido destello loriqueño del que nunca pudo zafarse y la temperatura ambiente, de forma inusitada ascendió unos cuantos grados.

Publicado en Opinion | Leer más ...
El romanticismo de muchos escritores latinoamericanos alineados en la izquierda durante más de medio siglo, en franco acompañamiento a la Revolución cubana, ha derivado en nuestros días en el engendro de una pálida monarquía comunista que poco inspira a la intelectualidad contemporánea.

Publicado en Opinion | Leer más ...
La novela El último tango de Salvador Allende, Plaza Janes, 2012, del escritor chileno Roberto Ampuero, ejemplariza, con sencillez y amplitud, las ficciones y realidades de lo que fue la transición política chilena de los setenta,

Publicado en Opinion | Leer más ...
Sentir nuestro entorno inmediato como esa región indeleble sobre la que se basa la razón de nuestra existencia es quizás restarle crédito a la grandeza de nuestra humanidad y al tamaño gigantesco de los calcos que va dejando en su infinita mutación. Pero cuando nos alejamos de este mundo y lo visualizamos desde lo más recóndito de nuestro universo imaginario, comprendemos que quizás nada es de nadie, sino que todo es de todos y que todos, en alguna medida, o lo hemos escrito o simplemente lo hemos vivido. La literatura universal se comporta así, tal cual lo hace la humanidad, dejando huellas, creando memoria histórica y dibujando en la eternidad esa identidad que nos hará prevalecer aunque todos, algún día, muramos de sopetón.

Publicado en Opinion | Leer más ...

Las guerras que no son mías

Domingo, 16 Noviembre 2014 00:00 Publicado en Editorial
Las guerras de nuestra era, es decir, aquellas que han venido sucediendo hace más o menos medio siglo, han sido esas que —gracias a Dios— no son guerras nuestras y que, por simple lógica, son guerras de otros. Son de otros que las sufren y de otros que paradójicamente las gozan. Porque, quiérase o no, cuando unos sufren otros se frotan las manos con morbosa sevicia y una solapada alegría interior porque reciben alguna gratificación de carácter económico, político, social o espiritual.

Publicado en Opinion | Leer más ...